La tregua del invierno 1939-1940/Parte Primera

 Con la llegada del invierno y tras la ocupación de Polonia, el III Reich mantiene una tregua silenciosa. La guerra languideció, pero la paz continuaba siendo imposible, a pesar de las gestiones realizadas en ese sentido por los soberanos de Bélgica y Holanda, junto a los jefes de estado de varios países neutrales.

Ese paréntesis de armas calladas duro hasta marzo de 1940, si exceptuamos el episodio ruso-finlandés. Pero todo ese tiempo fue bien aprovechado por los alemanes, que se dedicaron a perfeccionar su armamento y a preparar grandes y nuevos efectivos: equipan 130 nuevas divisiones, 20 de ellas blindadas. También los aliados, por su parte, se pertrechan para una larga contienda.

Entre tanto, continúan las maniobras políticas, y Alemania organiza los territorios conquistados.

Polonia no quedara anexionada a la armazón política del Reich ni se convertirá en un estado satélite. Por un decreto de Hitler del día 12 de octubre, se crea el Gobierno General de Polonia.

Se nombra generalgoverneur a Hans Frank, uno de los personajes segundones más contradictorios de la época.

Tal es la Polonia sobre la que cae la lluvia de fuego, de la Ausseerordentiiche Befriedigungaktion (Acción extraordinaria de pacificación) que consiste en trasegar la población polaca y judía por alemanes y Volksdeutsche (Alemanes de nacionalidad extranjera). Hacia el Este se mandan en un año 1,200,000 polacos y 3,000 judíos en condiciones terribles, con temperaturas de 40 grados bajo cero, que causaron mas bajas que los pelotones de ejecución.

Cracovia, Lublin y Czenstochowa se convierten en “ciudades malditas”, ciudades con un Ghetto taponado donde viven fantasmas, el terrible fantasma que se pasea por Europa: la judería. Europa ha asesinado a la caridad.

Nos encontramos ya con el tema más apasionante y discutido de la guerra, que separa en dos bandos a los hombres y que convierte en mártires de los odios de la derecha y de la izquierda a los pocos que buscan la verdad.

En estos primeros momentos de la guerra sólo podemos registrar el hecho de la creación del campo de Auschwitz inaugurado el 14 de junio de 1940 y descubierto por el oberführer de la S.S Richard Glücks.

Entrada del campo de concentración de Auschwitz.

Anuncios

4 comentarios to “La tregua del invierno 1939-1940/Parte Primera”

  1. Dentro de cuatro días se cumplen sesenta y ocho años de la inauuración del campo de concentración de Auschwitz… ¿harás un post honorífico?
    ¿O les otorgarás una Cruz de Hierro?

    P.S. No te lo digo en serio, que tú eres capaz de tomártelo a pecho… XD.

  2. 1lisiado Says:

    Jajaja me ha hecho gracia….No me cansare de decirlo, diga lo que la gente diga ¡no soy nazi!
    Qiza haga un post ya vere, estaba preparando uno de Romel pero, le hare esperar.
    aaaaaa GRACIAS por leerlo.

  3. Yo no creo que seas nazi.
    Si fueras nazi… ¿crees que estaría contigo? Oh, yo sólo pregunto.

    De nada. Lo leo porque me interesa. Si no me gustara, no lo haría.

  4. 1lisiado Says:

    Seguro que te gusta.
    ¿Porque a la mayoria de la gente no le gusta la guerra moderna?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: